BOULOGNE-SUR-MER: UNA CIUDAD POR VISITAR

Boulogne-sur-Mer es una ciudad que asombra y seduce. Situada en el corazón de la Côte d’Opale, en una región de verdes valles, es a la vez una ciudad de mar y una «ciudad de arte e historia«: primer puerto de pesca francés, es también una antigua ciudad de más de 2000 años.

Boulogne-sur-Mer es en primer lugar un centro histórico. El casco antiguo o ciudad alta está rodeada de murallas construidas en el siglo XIII sobre un recinto amurallado galo-romano. Se caracteriza por sus pintorescas callejuelas y por sus numerosos edificios históricos: el castillo-museo, la catedral, el ayuntamiento, el torreón, el Palacio de Justicia.

El casco antiguo de Boulogne es un lugar animado donde es agradable descubrir las numerosas tiendas, cafés y restaurantes. Es el lugar perfecto para ir de compras durante la tarde o para descubrir especialidades culinarias de la región.

El puerto de Boulogne forma parte integrante de la ciudad. Primer puerto de pesca francés, importante puerto de comercio, es también un puerto deportivo que puede acoger hasta 400 barcos. El puerto es también un lugar de paseo donde se pueden encontrar restaurantes especializados en pescados y mariscos, el mercado de pescado, los barcos de pesca artesanos, un muelle que invita a tomar el aire puro.

La playa de Boulogne favorece las actividades deportivas y de descanso: vela, wind-surf, carros de vela. Las grandes extensiones de arena son adecuadas para juegos y para los aficionados al baño, la playa de Wimereux, muy cercana, ofrece condiciones muy agradables.

UNA BREVE RESEÑA DE OPAL COAST

Al norte de Boulogne, a lo largo de la costa, se descubren pequeños pueblos y playas como Wimereux, Ambleteuse, Wissant. Las playas y los acantilados se suceden: es la dirección de los famosos cabos (Cabo Gris-Nez y Cabo Blanc-Nez) declarados patrimonio natural. Calais, primer puerto de viajeros de Francia, ciudad famosa igualmente por sus encajes, no está lejos. La ciudad tiene relaciones con Inglaterra gracias al Canal de la Mancha.

Al sur, vemos otras playas con numerosas estaciones balnearias  como Le Portel, Equihen-Plage, Hardelot, Le Touquet, Montreuil-sur-Mer, etc.

En el interior de la región, tendrá la oportunidad de descubrir otro tipo de paisaje: aquí, abundan la naturaleza y las ciudades pintorescas. Samer, y su iglesia del siglo XVI, o Saint-Omer, ciudad de arte y de historia, forman parte del parque natural regional de los cabos y marismas de la Côte d’Opale.